martes, 1 de julio de 2008

قلعه الموت

Afortunadamente, hay ocasiones en las que uno, sin casi darse cuenta, rompe con esta tediosa monotonía para verse atrapado por el rastro que ha dejado en él unas palabras, o tan sólo una idea, que ha encontrado en sus lecturas.

Llegó hasta mis manos, casi por casualidad, el "Viaje al Valle de los Asesinos" de Freya Stark. Era inevitable tener presente en la memoria aquél "Alamut" de Vladimir Bartol, magnífica novela historica que continua siendo un actual alegato contra la manipulación sicológica de las corrientes totalitarias. Parece que hemos cambiado muy poco desde entonces.

Durante el relato del viaje, que como en todos los que se precien lo menos deseable es la llegada al destino, Freya nos da cuenta de las vidas de sus acompañantes, tipos ya casi inexistentes salidos en apariencia de la más emocionante de las novelas de aventuras, pero a la vez impregnados de esos rasgos tan cotidianos e humanos que hacen de ellos más reales e interesantes. Mejor que seguir contándolo es recomendar su lectura a quien le pueda interesar.

Volviendo a la historia de la fortaleza y a las fotografías de ella que he podidos encontrar en internet, el resultado ha sido inicialmente bastante pobre, hasta que lo he mejorado gracias a la explicación del origen de su nombre, que se encuentra en un vocablo persa que significa "Fortaleza de la Muerte" y que se escribe así

قلعه الموت

Lo he copiado, pegado y las entrañas del buscador se han abierto con más generosidad. Una muestra de ello, bastante interesante a mi parecer, la tenéis aquí.

La imagen que acompaña al texto no es de Alamut, se trata de una recreación de lo que tuvo que ser el Castillo de Maymundez, conquistado por los mongoles en su avance hacia Alamut. Poco se sabe de él, si no es que se encontraba excavado en la rocosa pared de una montaña. Sabiendo esto y lo que pueda sugerir el dibujo, uno puede volver a dejar volar su imaginación hasta donde lo desee.

3 comentarios:

Goathemala dijo...

No conocía el libro pero sabía del origen del término y conocía algo de esa extraña secta ismaelita. Voy a intentar dar un vistazo por internet. Y pedirlo.

Me interesa muchísimo.

Gracias.

Goathemala dijo...

He visto uno de F. Stark sobre un viaje por la ruta de Alejandro que me llama mucho la atención. Esto es una perdición total. Con lo que me gustan los libros de viajes. Siempre que me vienen las vacaciones me desquicio, si luego no tengo tiempo para nada.

Charles de Batz dijo...

Eso es algo que me suele pasar a mí tambien, amigo Goathemala: me encanta la literatura viajera, y cuando doy con algo, no suele ser una sola cosa, sino varias, y he ahí nuestra perdición... !Que le vamos a hacer!.
Desconocía el libro de la ruta de Alejandro Magno, pero !por todos los dioses que pienso hacerme con él!

Gracias por la información

Salud

Geoclock


contador