viernes, 17 de diciembre de 2010

Nube

From Tornavientos

8 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Me gusta muchísimo más esta nube colorida y llena de palabras intrigantes que los nubarrones grises que tenemos sobre la cabeza. Siempre es un placer verte asomar la patita por debajo de la puerta... ¿Estás bien? ¿Se cría bien tu peque? Un abrazo muy fuerte, querido amigo, y felices fiestas.

Freia dijo...

¡ieeeeennnnnn!

Cuando aparece la nube en esta bitácora es síntoma de que el buen Charles de Batz se encuentra en un pequeño intermedio del que no tardará en regresar para deleitarnos con historias de piratas, chauffeurs...
Me da a mí que está a punto de rolar el viento y que este nos traerá palabras, que bajarán despacito de su nube.
Esta mañana estuve volviendo a ver las fotos de la Pointe du Raz y me acordé de Vd.

Vuelva pronto. Y mientras tanto uno abrazo grande y otro pequeñín para el piratuelo Iago.

Charles de Batz dijo...

Todo muy bien Isabel, si acaso un poco cansado por lo que me ha tocado estos últimos meses, pero con el mejor de los ánimos, ahora que todo ha pasado y nos vamos de vacaciones. El peque está hecho un pirata que tiene locos a sus padres. Es un placer volver a encontrarte, querida amiga.

!Cómo conoces los resortes que mueven a este ya viejo y polvoriento cuaderno, querida amiga!. Esa es la idea: que tornavientos vuelva a hacerse a la mar después de tanto tiempo... Pero eso será a la vuelta de mi viaje a los confines del mundo, de aquella Pointe du Raz que tu también conoces, donde espero aguantar las embestidas de aquellos vientos sembradores de naufragios.

Hasta entonces, queridas amigas, pasad unos días felices y empezad el año llenas de esperanza en el futuro.

Salud

Golem dijo...

Retorna el viento y nos trae nubes llenas de palabras. Me he alegrado de ver como de repente, entre los blogs de muchos amigos, aparecía el tuyo con el mensaje de "Hace 17 horas". Como ves, muchos estábamos esperando y te echábamos de menos.

Además, la Pointe du Raz me trae una especial nostalgia. Mi hijo Javier estuvo estudiando tres años en Brest y fué la mejor excusa para descubrir el fin del mundo. Los hijos siempre nos cambian la vida.

Hasta pronto. Como decimos por aquí, Bon vent i barca nova.

Goathemala dijo...

Qué descargue las mejores historias esa nube prometida. Un abrazo compañero.

Freia dijo...

¡Feliz año, Charles!

Charles de Batz dijo...

Queridos amigos, perdonad que no os haya respondido hasta ahora, pero entre la ida y la vuelta de vacaciones, no he tenido apenas tiempo. No sabéis la alegría que me ha dado volver a saber de todos vosotros.

Es para mi un verdadero placer.

Espero que hayáis tenido un buen comienzo de año.

Salud

Leodegundia dijo...

¡Qué sorpresa más agradable volver a ver abierta la puerta de tu casa!.

Bienvenido, se te echaba de menos.

Geoclock


contador