sábado, 19 de diciembre de 2009

Un regreso

Vuelvo a aquél lugar y no puedo evitar el sentir una emoción nerviosa, a medio camino entre el deseo de verme de nuevo allá, y el miedo a hollar con mi presencia un lugar que yo mismo había apartado del recuerdo de lo real, para convertir en algo casi mitológico. Mañana vuelvo a un lugar que abandoné años atrás, llevándose únicamente en el corazón un puñado de buenos recuerdos, la semilla de lo que después serían grandes y pequeñas esperanzas, y cerca de media docena de historias: ¿alguien recuerda a Max y Claudette?.

Tanto ha pasado desde entonces... ¿no es verdad, queridos amigos?.

Y mientras regreso a aquél lugar que se confunde con mis fantasías, desaparezco de éste no menos fabuloso, durante un par de semanas. Las justa para que acabe este año y comience el próximo. Sólo espero que el que viene sea tan gratificante como el que acaba, no sólo para mi, si no también para todos vosotros queridos amigos.

Hasta entonces, mucha salud.

6 comentarios:

Goathemala dijo...

Descansa querido amigo junto a los tuyos.

Un fuerte abrazo y hasta la vuelta, cuando tu criatura se asome a su primer añito.

Isabel Romana dijo...

Disfruta de tu familia a tope, querido amigo, y vuelve recargado de amor para seguir narrándonos tus historias. Un abrazo enorme.

Salamandra dijo...

...Llegar y notar los viejos olores que siguen allí, olores que se convierten en recuerdos de forma casi inmediata.

Freia dijo...

Recupera parte de ti mismo en ese lugar al que regresas y aportále a tu vez todo lo nuevo y hermoso que te ha ocurrido.
Que tus deseos se cumplan para ti, los tuyos y todos nosotros.
Y, como dice Isabel, regresa con nuevas historias que contarnos.
Un abrazo y feliz descanso.

Chela dijo...

Yo no recordaba a Max y a Claudette porque entonces no leia tu blog ni yo tenía el mio, pero ahora he llegado hasta esas páginas a través de tu enlace, y me alegra que puedas contactar con ellos de nuevo,saborear lugares y disfrutar de los afectos y sentimientos que permanecen siempre latentes en el corazón.

Te deseo todo lo mejor para el Año 2010, entre otras cosas, ver crecer a tu hijo y tener el amor de los tuyos.

Vere dijo...

He releido con placer tus relatos y ahora estoy deseando saber que encuentras y recuerdas de aquellas tierras.
Feliz año a todos.

Geoclock


contador