martes, 9 de septiembre de 2008

Un, dos, tres, el mundo al revés

Con la cabeza en el suelo, y las piernas buscando el horizonte.
Un, dos, tres, el mundo al revés.

8 comentarios:

Isabel Romana dijo...

¿Peco gravemente si digo que me ha evocado la imagen de un saltimbanqui, y, no sé por qué, he pensado en la emperatriz de Bizancio, Teodora? Ella sí que fue capaz de volver algo al revés. La verdad, es que hoy en día ya no es fácil distinguir el derecho del revés. Besos, querido amigo.

Charles de Batz dijo...

Has dado en el clavo, querida amiga: se trata efectivamente de un saltimbanqui tallado en una pila bautismal a la que tengo un especial afecto. Mi intención es contaros algo más de ella, pero bueno, veremos lo que pasa.

Es difícil adivinar cuando vemos las cosas del derecho y cuando del revés, y eso es lo que me ha traído a la memoria un entretenimiento de infancia al que jugábamos pronunciando esas palabras mientras nos poníamos cabeza abajo... igualico de caro que la Play Station esa.

Muchas gracias por tus palabras.

Salud

Vailima dijo...

Qué curioso motivo para una pila bautismal. Ya nos contarás más cosas que me has dejado con la mosca.
un abrazo

Charles de Batz dijo...

Para estar en una pila bautismal desde luego que lo es, querida Vailima, y no el único, como espero mostraros pronto.

Curiosamente, y eso si que es otra de nuestras serendipias coleccionables -en septiembre, ya sabes: enciclopedias-, está a muy pocos kilómetros del lugar al que ayer te refería en tu cuaderno.

Gracias por tu visita.

Salud

Leodegundia dijo...

Imagen muy interesante que seguro tiene historia y que yo espero que nos la cuentes.
Me alegra tu regreso de las vacaciones.
Un abrazo

Goathemala dijo...

Haloa amigo, una de esas curiosidades que te llamaron la atención. Curiosa, muy curiosa. Jamás lo hubiera adivinado y menos el lugar en el que se encuentra.

Abrazos.

Charles de Batz dijo...

Queridos Leo y Goathemala, perdonad que no os conteste individualmente. Los últimos días han sido un tanto intensos.
Muchas gracias por vuestras palabras.

Salud

Freia dijo...

Ya está, lo hiciste otra vez. De nuevo enganchada a una de tus historias con sólo un esbozo de imagen.
No cambio estos momentos por ninguno.
Un abrazo Charles

Geoclock


contador